Contenidos

Noticia

Unicaja quiere más Euroliga (83-69)

Unicaja quiere más Euroliga (83-69)

La victoria del cuadro de Joan Plaza en el Martín Carpena les permite colocarse a dos triunfos de los israelíes, octavos, que marcan el corte de la siguiente fase de la competición. 

El Unicaja Málaga ha sumado una victoria clave en sus aspiraciones por meterse en el 'Top-8' ante el Maccabi Tel Aviv (83-69) en la jornada 23 de la Euroliga,  un partido donde los del Martín Carpena sufrieron en la primera mitad el recital de DeAndre Kane (15 puntos) y le dieron la vuelta en la segunda al ritmo de Nemanja Nedovic (15), que certificó la victoria de los suyos que se ponen a dos del octavo puesto que da acceso a los 'playoffs'.

El técnico Joan Plaza no pudo recibir mejor regalo en su partido 302 en el banquillo malagueño -récord en la historia del club-. Sus pupilos, obligados a ganar para mantener sus aspiraciones de estar en los cruces, hicieron de la necesidad una virtud.

Después de una pésima primera parte defensiva, un parcial de 12-0 tras la reanudación, con un escolta serbio y Ray McCallum sensacionales, les dio la renta suficiente de en torno a 10 puntos que mantuvieron hasta el final para situarse a dos triunfos del Maccabi con siete partidos por disputar.
El ex del Real Betis Energía Plus Kane y su excelsa dirección de juego castigaron de inicio (0-7) a una inexistente defensa malagueña.  La potente unión en la pintura de James Augustine y Jeff Brooks revitalizó a los suyos y niveló el marcador antes de un intercambio constante de canastas.



El partido se igualó hasta la irrupción de Thomas, que con la ayuda de Artsiom Parakhouski bajo tableros  y el Pierre Jackson más asistente, lideró un parcial de 0-9 para devolverle la ventaja a los de Neven Spahija (27-32, min.15) Enfrente, el Unicaja seguía bajo mínimos en defensa y recurrió a McCallum para irse al descanso con todo abierto.

Tras el paso por vestuarios, los malagueños aprendieron la lección y, desde una mejora considerable defensiva  firmaron un parcial de 12-0 para abrir brecha, merced a la actuación de Dragan Milosavljevic y la mejor versión de Nedovic (56-47, min.29). 

El escolta serbio no frenó su recital en los últimos minutos y, tras la antideportiva y posterior expulsión de Jackson, continuó castigando el aro israelí (71-60, min.34). Los visitantes, en sus intentos postreros, se apoyaron en Parakhouski para igual el ritmo local. Un trabajo inútil ante la escasa colaboración de sus compañeros. Victoria malagueña y a dos del 'playoff' antes de visitar al Estrella Roja.