Contenidos

Noticia

El Málaga vive un verano triste (1-0)

El Málaga vive un verano triste (1-0)

Los de Míchel caen en Granada y suman siete derrotas en siete partidos de pretemporada

El Málaga mantiene la misma inoperancia que hace ya casi un mes cuando comenzó la pretemporada. Las mismas carencias y los mismos problemas. Falta gol, falta mayor verticalidad y faltan refuerzos. En Granada el cuadro de Míchel cayó por la mínima y es cierto que dispuso de más oportunidades pero la sensación es desalentadora. Se palpa una tristeza aún estando en pretemporada porque anotar dos goles en siete partidos no alegran los rostros de los aficionados. Los futbolistas deben entenderlo. 

En la primer mitad pudimos ver a un activo Alex Mula. El canterano es de lo más positivo en lo que llevamos de verano. Su desparpajo y su buen nivel recuerda a la irrupción y consolidación de otros jugadores de la Academia que hicieron lo mismo temporadas atrás.  De sus botas llegó la mejor oportunidad malaguista en el primer tiempo. Un pase milimétrico para que Borja Bastón, de primeras, rematase a puerta. Su tiro fue desviado por Javi Varas y acabó siendo repelido por el larguero. 

Tras la reanudación y el carrusel de cambios no vimos demasiada frescura en el Málaga. Es cierto que la ausencia de Kuzmanovic se notó. La presencia que da el serbio en el centro del campo aún no la logra solventar Míchel cuando el 6 malaguista es sustituido. Una vez recupere su mejor nivel, tenemos un buen pivote defensivo y permitirá iniciar con algo más de limpieza el ataque malaguista. 

El tanto nazarí llegó tras un error en la salida de balón de Gonen, el turco quiso picar la pelota por encima de Joselu pero el esférico rebotó en el delantero y así entró la pelota. Un gol bastante desternillante. 

En el último tramo del encuentro pudimos ver un buen nivel de Iván Rodríguez. El jugador del filial demostró sus principales virtudes. Despliegue físico y centros tras apurar línea de fondo. Se abrió el encuentro y hubo oportunidades para los dos equipos. Juanpi mandó un balón centrado por Iván lamiendo el póster y En-Nesyri mandó arriba otra asistencia del canterano.  No hubo mucho más fútbol. Quizás buenas acciones ofensivas de Diego González. El gaditano remató todo balón que llegó a su cabeza y también buenas maneras de Cecchini. El argentino aún está en fase de adaptación y evita riesgos. Sí se pudo ver un gran nivel de Andrés Prieto. Le llegaron dos veces y el portero que llegó del Espanyol B este verano se doctoró con dos grandes intervenciones. De fundamentos y calidad. 

Ni el estreno de la nueva indumentaria sirvió de talismán en un encuentro en el que vuelven a aflorar las carencias del Málaga CF en la construcción y elaboración de juego. Otra derrota. Otro sin sabor y ahora llega la última estación de pretemporada, el Trofeo Carranza este fin de semana.