Internacional

Desmantelada la mayor red de pedofilia por WhatsApp del mundo

La Policía Nacional coordina con Europol e Interpol la detención de 39 personas, 17 de ellas en España

 |  Internacional |   Actualizado el 18/04/2017

Desmantelada la mayor red de pedofilia por WhatsApp del mundo

 Los papeles tenían una minuciosidad sorprendente. Nombres,  edades y lugares de los encuentros. Datos que se remontaban hasta dos décadas atrás, explicaciones sobre las relaciones sexuales pagadas que había mantenido este hombre de Lugo con menores. Además de llevar este diario, el presunto pederasta participaba en alguno de los 96 grupos de WhatsApp dedicados a compartir archivos de contenido pedófilo, con fotografías y vídeos de niños entre los dos meses y los ocho años siendo abusados. «Hay imágenes que ponen los pelos de punta», reconoció Rafael Pérez, comisario jefe de la Brigada Central de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional.

     El lucense es una de las 17 personas arrestadas en España dentro de la 'operación Tantalio', la primera acción internacional conjunta contra esta lacra en la UE, coordinada a través del Grupo de Acción Contra el Cibercrimen (JCAT), a través del Centro Europeo de la Criminalidad (EC3) ubicado en La Haya. También es la primera vez que se detecta como medio de comunicación una red como WhatsApp. En el operativo, se ha identificado a 135 usuarios -miraban pero no compartían ni subían archivos- ubicados en 18 países de Europa, Centroamérica y Sudamérica y se han detenido a otras 22 personas: seis en Colombia, cuatro en Italia, dos en Alemania, tres en Bolivia, dos en Costa Rica, dos en Paraguay, una en Chile, una en El Salvador y una en Portugal.

     En España, los detenidos proceden de 14 provincias: Alicante, Almería, Badajoz, Barcelona, Granada, Jaén, Lugo, Málaga, Huelva, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza. El comisario jefe de la UIP destacó que todos los detenidos son hombres, de unos 40 años -aunque hay uno de 71 años-; en su gran mayoría son parados y viven con sus padres. No obstante, ha indicado que dos de los detenidos tenían pareja estable y otros dos trabajan de forma habitual con niños en actividades deportivas de consistorios de Málaga y Huelva. De los detenidos, tres permanecen en prisión y tres tenían antecedentes por delitos similares.

     Durante la operación, los agentes registraron 19 domicilios donde se intervinieron 23 teléfonos móviles, siete ordenadores portátiles, una 'tablet', tres cámaras de fotos, diez discos duros externos, diez 'pendrives', nueve tarjetas SD de gran capacidad de almacenamiento y 64 DVD. Además se requisaron más de 360.000 archivos de pornografía infantil, que los agentes todavía están analizando. Cuando estos datos se descifran, son compartidos con Europol e Interpol para que las policías del resto de los países puedan realizar sus pesquisas.

      

     'CP mundo'

      

     La voz de la alarma la dio en junio del año pasado los vigilantes de la Policía en la red TOR, la 'deep web'. Detectaron un enlace donde se invitaba a participar en un grupo de chat para intercambiar pornografía infantil. Esta URL redirigía a un repositorio en el cual se facilitaban las instrucciones de acceso, a través de redes anónimas, a una comunidad de pedófilos existente en un servicio de mensajería instantánea. Con las primeras gestiones se detectó la existencia de un número elevado de enlaces de invitación a grupos ubicados en WhatsApp, abiertos a todos los usuarios. «Cada grupo puede tener hasta 250 usuarios. Y son 96 los grupos detectados», explicó el inspector jefe de grupo Ángel Sánchez.

     Eran grupos muy "móviles", donde los usuarios entraban y salían o incluso el administrador cambiaba de grupo o se llevaba a todos sus seguidores a otro grupo. Los administradores, uno de los cuales estaba en Barcelona, habían establecido criterios para la admisión y expulsión de sus miembros así como la moderación de los contenidos accesibles, incluso utilizaban una terminología específica habitual en ambientes pedófilos. Por ejemplo, llamaban a sus grupos 'CP' ('Change Phorno'), 'CP Caliente de niños', 'CP mundo' o 'Pedofilia'.

     Los investigadores verificaron que en estos chat se intercambiaban todo tipo de archivos multimedia con contenidos relacionados con la explotación sexual infantil, e incluían, en muchos de ellos, enlaces de descarga al espacio virtual que los albergaba. Se consiguió detectar alrededor de 96 grupos de WhatsApp, así como 103 distribuidores ubicados en diferentes países, de los cuales 17 de ellos residían en España. También han podido ser identificadas otras 135 personas que observaban los archivos pero no intercambiaban.

 |  Internacional |   Actualizado el 18/04/2017

0