Contenidos

Noticia

La Junta no prevé firmar el convenio con el Ayuntamiento porque no ve voluntad real

La Junta no prevé firmar el convenio con el Ayuntamiento porque no ve voluntad real

La delegada territorial de Educación en Málaga, Patricia Alba, sostiene que el Consistorio está traspasando los límites y teme que tras las dos sanciones que recibieron los colegios de Lex Flavia y Revello de Toro lleguen más a otros centros de la capital

La delegada territorial de Educación, Patricia Alba, ha manifestado que su departamento no prevé firmar el convenio sobre actividades extraescolares en centros educativos de la capital, tras el acuerdo que ya se había alcanzado con el Ayuntamiento de Málaga, después de que se hayan hecho firmes dos sanciones, por valor de 12.000 euros cada una, a dos colegios de la ciudad por el ruido generado por dichas actividades.

Así, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que no ve "voluntad real" por parte del Consistorio de solucionar el problema y teme que lleguen más sanciones procedentes de las actividades que se realizan en otros colegios de la capital fuera del horario lectivo.

Alba ha incidido que están "abiertos al diálogo y a la negociación" pero siempre y cuando, ha agregado, "ese diálogo y compromiso sea por ambas partes". "Llegamos a un acuerdo con el alcalde -Francisco de la Torre y todos y cada uno de los acuerdos se han incumplido en su totalidad y la negociación no puede seguir adelante porque se han incumplido", ha expuesto la delegada de Educación.

En este sentido, ha pedido al Ayuntamiento de Málaga "un gesto y una voluntad real de cumplir con los acuerdos": "estaremos encantados de seguir negociando para dar una respuesta y una solución". Además, Alba ha recalcado que todo esto ha sucedido porque en la ciudad hay "falta de infraestructuras deportivas y Educación se ha visto envuelta en un problema que no es nuestro. Estamos para formar a las generaciones del futuro y no para ver dónde hay o no entrenamientos".

"Por nosotros hay esa implicación; podríamos haber dicho que no es nuestro problema y mirar para otro lado pero nos hemos implicado más allá de las competencias de los propios directores de los centros y de la Junta", ha subrayado.

Ha criticado la delegada de la Junta que los colegios Lex Flavia y Revello de Toro, a los que se ha multado con 12.000 euros cada uno, presentaron alegaciones, aportando "nuevas mediciones y pruebas de que se estaban tomando medidas correctoras", algo que, ha lamentado, no se ha tenido en cuenta.

En este punto, sobre las declaraciones del concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, de que si quitaran estas sanciones estarían incurriendo en una prevaricación, Alba ha pedido al edil que "no engañe a la ciudadanía".

"El hecho de que cumplas y hagas medidas correctoras es para tener en cuenta las alegaciones y haber aminorado el expediente sancionador. Para nada vamos a pedir que se prevarique, ni muchísimo menos; pero que tenga en cuenta parte de las alegaciones", ha defendido Alba.

Línea traspasada

También ha recalcado la "ingente labor de concienciación" de los directores de los centros escolares para aminorar el ruido y, ha reiterado, "no se ha tenido en cuenta ninguna de las alegaciones cuando uno de los compromisos fue el hacer mediciones al objeto de tenerlas en cuenta en el proceso sancionador".

Patricia Alba ha sostenido también que con el convenio se ha hecho una "labor intensa" desde la Delegación de Educación "por hacer una adenda", incidiendo en que lo sucedido en Málaga no había pasado "con ningún ayuntamiento de Andalucía". "La consejera delega para firmar un convenio que se publica en el BOJA y no hay modificaciones del mismo, pero volvemos a ceder y lo modificamos incluyendo una serie de cosas. Todos los ayuntamientos lo habían firmado y ahora no modifican una resolución", ha relatado en referencia a los dos expedientes de sanción.

A su juicio, "voluntad por parte del Ayuntamiento no hay de solucionar esto", una polémica que incluso ha llevado a la Federación Andaluza de Baloncesto a convocar a una treintena de clubes para apoyar a los afectados, decidiéndose una manifestación el próximo 16 de diciembre y la paralización ese día de unos 300 partidos.

Sobre si se va a firmar o no el convenio, Alba ha apuntado que están estudiándolo: "nadie nos asegura que el Ayuntamiento nos considere como responsable subsidiario en un nuevo expediente sancionador. Esto cambia las fichas del juego".

Alba ha lamentado que pese a esa "intención de colaborar y de aportar nuestro grano de arena", la resolución del conflicto "le va a costar a la Administración 24.000 euros. Es dinero de todos los andaluces y si seguimos adelante y nos llegan otros expedientes los ciudadanos pueden pedirnos responsabilidades".

Ha admitido, en este sentido, que sí temen que sigan adelante otros expedientes sancionadores por el mismo motivo: "se está traspasando una línea, no sólo hablamos de baloncesto, son actividades no del centro sino del barrio". Ha puesto como ejemplo el caso del colegio Lex Flavia, donde además del baloncesto "se ha prohibido el fútbol de Infantil y el patinaje artístico".