Contenidos

Noticia

Míchel no está para bromas

El entrenador del Málaga CF se pone serio con los jugadores tras la derrota en Riazor con el Deportivo de la Coruña

Míchel no está para bromas. Avisó con gesto sonriente en la rueda de prensa previa al partido contra el Deportivo de la Coruña. Buena cara, sonrisa perenne y mensajes claros y directos a club, plantilla y afición. Pero eso fue antes de ver a su equipo perder ante el Depor. No le gustó ni el resultado ni la imagen y dio un recado.

Porque lo tiene muy claro el entrenador madrileño. Planea cambios en la plantilla, pero quiere que todos los jugadores luchen por ganarse un sitio para el año que viene, que demuestren su valían. Los que seguirán porque seguirán. Los que están más fuera que dentro, para que traten de cambiarle la opinión si es posible.
 
Y, sobre todas las cosas, Míchel quiere que los futbolistas asimilen y empiecen a mostrar un boceto real de lo que será el Málaga 2017-18.