Contenidos

Noticia

Málaga declara la guerra a las toallitas

Málaga declara la guerra a las toallitas

El Ayuntamiento por medio de la empresa municipal de aguas, Emasa, ha iniciado la licitación de las obras necesarias para reducir el impacto de las toallitas y los malos olores en la Estación Depuradora de Aguas Residuales del Guadalhorce

El gesto de tirar al váter una toallita supuestamente biodegradable, provoca que una gran mole de toallitas lleguen enteras por las redes de saneamiento y ganen terreno hasta la planta de depuración casi intactas. Un escenario que quiere evitar el Ayuntamiento de Málaga. Así, por medio de la empresa municipal de aguas, Emasa, ha iniciado la licitación de las obras necesarias para reducir el impacto de las toallitas y los malos olores en la Estación Depuradora de Aguas Residuales del Guadalhorce en la capital.
 

CAMPAÑA CONTRA LAS TOALLITAS "¿ERES TÚ QUIÉN TIRA LAS TOALLITAS AL VÁTER?


El consistorio malagueño presentó hace más de un año una campaña para solucionar este problema. El conocido actor malagueño Salva Reina fue el protagonista de la campaña (ver info aquí) de concienciación para explicar a los ciudadanos el grave perjuicio que causan al sistema de depuración las toallitas higiénicas que se arrojan al váter, y convencerles de que modifiquen ese hábito.
El actor, que prestó su imagen de forma solidaria, aparece en el diseño con una toallita en la mano y una papelera  junto al eslógan “¿Eres tú quien tira las toallitas al váter?”.

La frase se acompaña de cuatro notas aclaratorias sobre este elemento higiénico:

1, No es biodegradable según advierte un estudio de OCU de noviembre de 2016;
2, Causa un enorme daño al medio ambiente;
3, Provoca grandísimos atascos en las cañerías y depuradoras
4, Genera un gasto que se puede evitar.

PROYECTOS PARA COMBATIR EL PROBLEMA DE LAS TOALLITAS


Los dos proyectos que salen a concurso contemplan la construcción en la depuradora de una estación de tratamiento de aguas de tormenta y un nuevo sistema de descarga de camiones cisterna.
Ambas actuaciones superan el millón 200.000 euros y supondrán una importante mejora en la fase de pretratamiento de la EDAR Guadalhorce. Por una parte, la estación de tratamiento de aguas de tormenta servirá para aumentar la capacidad de desbaste de la depuradora y, por consiguiente, optimizar la retirada de los residuos sólidos que llegan a la instalación desde la red de saneamiento.
Completan el proyecto la incorporación de dos nuevos contenedores compactadores que facilitarán la gestión de los residuos sólidos extraídos del agua residual, que a su vez, permitirán reducir la emisión de olores, el impacto visual en la zona y abaratar los costes de su transporte a vertedero.