Contenidos

Noticia

¡Hasta luego Lucas!

Hoy en el cielo seguro que ríen a carcajadas. Los Gila, Juan Rosa ‘El Pulga’, Ozores tienen un nuevo aliado con el que hacer reír en el paraíso. Don Gregorio Sánchez, Chiquito de la Calzada es desde hoy un componente celestial del maravilloso elenco de cómicos de este país que se han convertido en leyendas.

Chiquito nació (después de los dolores) en Málaga, el 24 de octubre de 1932. Concretamente en la Calzada de la Trinidad , un nombre que se convertiría en su apellido artístico.

Con apenas 6 o 7 años ya cantaba en lugares míticos de la ciudad como El Chinitas, La Taberna Gitana o la Peña Juan Breva e incluso ganó el I Premio del Conservatorio de Música de Málaga con una chaqueta prestada por otro concursante por cierto, porque su familia era pobre. Poco después, con 8 años entró a formar parte de la compañía de artistas jóvenes llamada Capullitos malagueños

Ya siendo un apuesto joven realizó varios viajes a Madrid y actuó en el Teatro La Latina y en el Teatro Calderón. También se fue de gira al extranjero y estuvo viviendo dos años en Tokio, donde “tenía la sensación de que saludaba al mismo tres veces porque los japoneses son todos iguales”  De Japón se volvió porque “no aguantaba los terremotos y estaba lejos de mi Pepita”  su gran amor con la que se casó en 1950 y que sería su compañera de vida.

El verdadero éxito le llegó con 62 años cuando lo descubrió en una taberna de Torremolinos el humorista y productor Tomás Summers

Summers se lo llevó a Madrid en 1994 para participar en el programa de Antena3 Genio y Figura que le catapultaría al éxito y al estrellato con su peculiar manera de hablar y contar chistes. Esos años llegó a realizar más de 160 actuaciones anuales lo que le costaba la vida por su conocido pánico a volar. Además batió varios récords ya que vendió más de 280.000 cintas de vhs con lo mejor de su paso por el programa. Las ventas superaron los 500 millones de pesetas por aquel entonces, una cotización récord para un cómico español

También se atrevió con el cine, donde deja películas entre las que destaca Papá Piquillo en 1998, Brácula en 1997 y  Aquí llega Condemor en 1996. Ese mismo año es nombrado pregonero de la Feria de Málaga.

En 2012 fallece Pepita, su mujer, de forma repentina. Desde ese día Chiquito no volvió a ser el mismo ya que ella era su todo.

Se le solía ver dando paseos desde Huelin al Restaurante ‘El Chinitas’ donde iba a almorzar cada día.

El pasado mes de octubre sufrió una caída en su domicilio por la que tuvieron que trasladarlo al hospital. Tras ser dado de alta días después, tuvo que ser ingresado por una angina de pecho que se complicaría por una infección que finalmente acabaría con su vida. Hoy somos menos felices que ayer, pero siempre le recordaremos con una sonrisa. ¡Hasta luego Lucas!