Contenidos

Noticia

La Junta inicia la localización y exhumación de víctimas del franquismo en el municipio

La Junta inicia la localización y exhumación de víctimas del franquismo en el municipio

Esta intervención, reclamada y promovida por los familiares de las víctimas, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de la localidad que, según ha indicado la Junta en un comunicado, ha venido desarrollando en este tiempo varias intervenciones de este tipo.

La Junta de Andalucía ha anunciado que iniciará este lunes los trabajos encaminados a la localización y exhumación de víctimas del franquismo en el cementerio municipal de Cártama.

Las actuaciones se inician tras haberse localizado restos que podrían corresponder a víctimas de la represión franquista durante unos trabajos de eliminación de barreras arquitectónicas en el cementerio municipal. Tras esto, se solicitó una actuación específica de tipo arqueológico y antropológico a la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, cuyo Comité Técnico de Coordinación dio viabilidad a esta intervención.

Dicha actuación, que ha sido ratificada a través de Orden del vicepresidente y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, será realizada a cargo de la empresa Aratispi. Así, un equipo de investigadores, arqueólogos y antropólogos acometerán unos trabajos sobre dos zonas perimetradas en las que podrían encontrarse un mínimo de dos y tres cuerpos, respectivamente, según han indicado.

La intervención será sufragada económicamente por la Dirección General de Memoria Democrática, que también asumiría la fase de identificación genética. Además, el Ayuntamiento de Cártama se encargará de proporcionar útiles para el señalamiento y vallado, así como de la puesta a disposición de espacios públicos para albergar la posible individualización y estudio antropológico de los restos.

La actuación específica que se inicia este lunes supone una nueva intervención de las 57 aprobadas por el Gobierno andaluz en estos dos últimos años y responden al principio de recuperación física de los cuerpos de las víctimas, y al de reparación moral de sus familias a través de la colaboración de las partes implicadas.