Contenidos

Noticia

David contra Goliat (20:45)

David contra Goliat (20:45)

El peor equipo de la Liga, el Málaga CF, se enfrenta ante el mejor Barcelona de los últimos años y que le saca 56 puntos en la clasificación. Una diferencia histórica entre el primer clasificado y el farolillo rojo. Los de José González vienen del mazazo anímico en Leganés y con la idea de poder meter mano al equipo culé que no pierde un encuentro en la competición doméstica precisamente desde la temporada pasada cuando cayeron derrotados por 2-0 en la Rosaleda. 

Casi un año después el Barcelona vuelve a la escena del crimen pero casi 365 días después la imagen de ambos equipos es distinta. No está Míchel ni la columna vertebral de aquel equipo, Camacho, Fornals o Sandro. Los culés también han mudado la piel. No en el estilo pero con la llegada de Valverde el Barcelona ha mejorado el trabajo en la presión ante el rival, un fútbol más práctico y mayor solidez defensiva.  Además, jugadores como Paulinho le han dado una fortaleza más si cabe en la medular. 

No se esperan muchos cambios en el once del Málaga que presenta dos novedades con respecto al encuentro en Butarque. Juanpi y Bastón se quedan en la grada y regresan Success y Lestienne. De nuevo José González quiere mover el árbol para ver si caen los frutos. Sí sorprende cuanto menos otra ausencia de Diego González sin motivo aparente. Ni Recio ni Adrián llegan a este duelo por lo que a priori se volverá a ver una pareja destructora en el centro del campo Iturra y Lacen. 

Messi, baja de última hora por su paternidad



34 partidos después el Barcelona regresa a La Rosaleda. Esta vez sin Messi sin Iniesta, sin Denis Suárez y sin Semedo pero con ganas de revancha. Los de Valverde visitan Martiricos con la cautela propia de enfrentarse ante el colista que soprendentemente sigue con algo de vida a pesar de estar con 13 puntos a estas alturas del campeonato.   

David contra Goliat. El pequeño frente al grande. El desvalido frente al poderoso. El último frente al primero. El Málaga se agarra a la historia bíblica. La fe mueve montañas y ganar al Barcelona quien sabe si puede ser el punto de inflexión del equipo blanquiazul que de momento sólo lo dejan vivo los rivales. ¿La sorpresa, otra vez? Quién sabe si se puede producir en La Rosaleda, pero no hay que olvidar que el último escenario donde David hincó la rodilla fue en Málaga.