Contenidos

Noticia

Sin oposición (1-2)

Sin oposición (1-2)

El Real Madrid se lleva los tres puntos tras vencer en un plácido encuentro a los blanquiazules gracias a los goles de Isco y de Casemiro. Rolan sobre la bocina recortó distancias en el último aliento del partido para el conjunto malagueño casi de manera testimonial y anecdótica  

Antes de todo esto, el Málaga apenas mostró resistencia al conjunto de Zinedine Zidane en su visita a La Rosaleda. La previa ya hablaba de un choque descafeinado sin mucho más que el honor en juego y el equipo de José González volvió a decepcionar a los suyos. Por su apatía, por su poca mordiente y también por el bajón físico en la segunda mitad. Solo pequeños destellos de Rolan hacían ver que era posible aproximarse a la meta de Keylor Navas. El planteamiento plano y romo con Iturra y Lacen no permiten ver otro tipo de planteamientos.

Al Real Madrid le bastó encontrar a Isco que jugó como en casa, nunca mejor dicho, para empezar a llegar a la portería de Roberto. De sus botas salió el primer tanto. Un golpeo perfecto de falta directa. Sutil y colocado. La Rosaleda ovacionó al hijo pródigo que regresaba al lugar donde le vio crecer mientras el del Arroyo pedía disculpas. Pudo igualar la contienda Iturra que desperdició un mano a mano contra Keylor Navas. Ya en la segunda mitad un error defensivo y una combinación rápida y vertiginosa de los blancos originó que Benzema asistiera para Isco y éste le puso a placer el gol a Casemiro. El brasileño hizo el 0-2. La puntilla, aunque ya con el 0-1 la placidez de los blancos era pasmosa. 

Más allá de eso el choque sirvió para ver el debut del canterano Ivan Rodríguez en el primer equipo también para que Isco saliera ovacionado otra vez por el público de La Rosaleda y que Diego Rolan ratificara que a día de hoy ha sido el único futbolista con gol y peligro en toda la temporada. La próxima jornada los blanquiazules pueden certificar el descenso a Segunda División si no logran ganar en Valencia al Levante.