A lo loco y remontando (2-1)

A lo loco y remontando (2-1)

Sadiku y Adrián remontaron el gol de Escassi para delirio de La Rosaleda. Los de Pellicer fueron muy superiores a los sorianos, pero aun así sufrieron para sacar adelante el triunfo. Antoñín y Luis Muñoz se echaron el equipo a la espalda en los momentos claves del encuentro. Ahora, con los tres puntos bajo el brazo, el descenso se "aleja" a dos unidades. Debutó Tete Morente, que dejó muy buenas sensaciones e incluso pudo ponerle la guinda a su estreno con un tanto que le negó Dani Barrio sobre la línea. 

El Málaga consigue un triunfo importantísimo tras remontar el inicial tanto del malagueño Escassi (2-1). Sadiku y Adrián le dieron la vuelta para ahuyentar los fantasmas de Elche. Además de tres puntos, la victoria supone meterle de nuevo dos puntos a los puestos de descenso.

A pesar de salir bastante metido en el partido, el Málaga vio como Escassi, absolutamente solo en un balón parado, remataba a las redes de Munir para incredulidad de toda La Rosaleda. Pero lejos de caer como un jarro de agua fría, los de Pellicer se volcaron en ataque, acorralando una y otra vez al Numancia pero acentuando de nuevo la falta de pegada. No faltaba creación, sino último pase y pegada.

Sin embargo, tras el descanso cambiaría la historia. Una buena internada de Juankar, acabó en penalti. En la primera llegada del segundo tiempo llegaría de los pies de Sadiku, que convirtió su décima diana de la campaña, el más que merecido empate blanquiazul. 

A raíz del tanto malaguista, los de Pellicer siguieron golpeando a oleadas la defensa visitante. Antoñín intentaba echarse el equipo a la espalda, pero casi siempre acudía solo a la batalla. Hasta que invitó a Tete, y cuando ya se cantaba el gol de la remontada, apareció el guardameta visitante Dani Barrio para pasar de la alegría al sollozo. Sobre la línea salvó a los suyos, y dejó muy tocados a los blanquiazules. 

Aún así, en una acción calcada a la del penalti, Juankar estuvo muy cerca de tocar la red numantino, pero su intento de topó con la lateral. Sin embargo, el guion de la película tenía a Adrián como protagonista. Tras un centro de Pacheco, Adrián aprovechó el error de Gus Ledes para delirio de la parroquia blanquiazul. Por fin el fútbol le devolvía al Málaga lo que le había quitado durante los 89 minutos anteriores. 

Con estos tres puntos los de Pellicer se alejan dos puntos del descenso que, a día de hoy, no es poco tras todo lo acontecido en las últimas jornadas y resultados de rivales.