Contenidos

Noticia

Denuncian al dueño de una residencia canina ubicada en Campanillas por irregularidades en su cuidado

La Policía Local halló unos 80 animales hacinados en 16 habitáculos mal iluminados y muy sucios

El propietario de una residencia canina de Málaga ha sido denunciado por la Policía Local por varias infracciones relacionadas con las condiciones en las que estaban las instalaciones, que albergaban ochenta perros, algunos encadenados con correas de menos de medio metro.

La residencia no tenía actualizado el libro de registro de entrada y salida al establecimiento y presentaba deficiencias como la entrada de lluvia en algunas perreras o la falta de una zona de aislamiento para animales enfermos, según ha informado la Policía Local en un comunicado.

Durante la inspección, los policías observaron que los perros estaban encerrados con candado y que el responsable del local carecía de la mayoría de las llaves para acceder a los habitáculos, ya que solo las tenían los propietarios.

Los policías contabilizaron ochenta perros en las dieciséis perreras existentes, una de ellas de seis metros cuadrados que cobijaba a una decena de canes en condiciones "deplorables".

Aunque en algunos casos tanto los animales como su documentación estaban en regla, varios propietarios fueron denunciados por diversas causas, entre ellas la situación de los perros, ya que cuatro estaban en jaulas de medio metro cuadrado y otros dieciocho atados con cadenas de menos de 50 centímetros.

Los policías locales también sancionaron al propietario de un perro por el exceso de excrementos que había en su perrera y a otro por mantenerlo en condiciones de escasa luminosidad.

Además, siete propietarios han sido denunciados por no tener actualizado el registro municipal de animales de compañía, hasta el punto de que uno de ellos tenía más de veinte perros dados de alta cuando solo poseía cinco