Contenidos

Noticia

¿Conoces las nuevas ayudas para los trabajadores del contrato de formación?

Esta iniciativa surge con el objetivo de favorecer la inserción laboral de los jóvenes desempleados con baja cualificación, que es uno de los colectivos con mayor dificultad para encontrar empleo

¿De qué ayuda estamos hablando?


La ayuda de acompañamiento al contrato de formación surge con el objetivo de favorecer la inserción laboral de los jóvenes desempleados con baja cualificación, que es uno de los colectivos con mayor dificultad para encontrar empleo.
Gracias a este nuevo complemento, los jóvenes trabajadores con Contrato de formación pueden obtener un salario más digno (superior a los
1.000€) a la vez que tienen la posibilidad de obtener una titulación oficial como es el certificado de profesionalidad.
La cuantía de esta ayuda es un 80% del IPREM, es decir, 430,27 €.

Es importante destacar que se trata de una ayuda directa para el trabajador.
Se abona directamente en la cuenta bancaria del trabajador por el Servicio Público de Empleo (SEPE), nunca a la empresa.
No es una cantidad que pueda descontarse del salario del trabajador, por lo que la empresa debe ingresar al trabajador su remuneración salarial íntegra.

¿Cuáles son los requisitos para beneficiarse de esta ayuda de Acompañamiento? ¿Modifican los requisitos para la realización de un Contrato de Formación?


Empezando por la segunda pregunta, en ningún momento esta nueva ayuda modifica los requisitos para la realización de un Contrato de Formación y Aprendizaje.
· Ser mayor de 16 años y menor de 30.
· Estar inscrito como demandante de empleo y en Garantía Juvenil.
· No tener formación relacionada con el puesto a desarrollar.
· No tener experiencia de más de un año en la misma ocupación.
Una vez comprobados los requisitos para la realización del Contrato de Formación se deberá verificar que el trabajador reúne las condiciones concretas para poder recibir la ayuda de acompañamiento:
Carecer de estudios o contar con estudios que no superen la ESO.
Comprometerse a prestar servicios profesionales en la empresa contratante a la par que realiza la acción formativa.
Ser contratado bajo la modalidad del contrato para la formación y el aprendizaje por un período mínimo de un año.
Realizar una actividad formativa dirigida a la obtención de un certificado de profesionalidad completo. En este sentido, deberá impartirse dicha formación en un centro de formación acreditado para tal fin.

¿Cuáles son los pasos a seguir para poder pedir esta nueva ayuda por Acompañamiento?


En primer lugar, la empresa deberá notificar en la solicitud de autorización de inicio de la actividad formativa que la empresa se acoge a dicha prestación.
Por su parte, el trabajador deberá de realizar la solicitud de la ayuda de acompañamiento dentro de los 15 días siguientes a la fecha de inicio del contrato para la formación y el aprendizaje. Para ello, el trabajador deberá personarse en la oficina de prestaciones del SEPE más cercana a su domicilio para presentar la siguiente documentación:
Solicitud de la ayuda cumplimentada. (Podrá descargase dicha solicitud en la página web del SEPE)
Copia de su DNI.
Copia del Anexo I.
Una vez presentada la solicitud, el SEPE comprobará que se cumplen con los requisitos de la nueva ayuda y emitirá una resolución autorizando o denegando la prestación.

¿Cuándo entro en vigor esta nueva ayuda y cuál es su duración?


Esta nueva ayuda entro en vigor el pasado 4 de Agosto y no tiene carácter retroactivo, por lo que no se podrá aplicar a contratos celebrados anterior a esta fecha.
La ayuda de acompañamiento podrá percibirse durante un período máximo de 18 meses. No obstante, en el caso de personas con discapacidad igual o superior al 33%, podrá tener una duración de 36 meses.

¿Es posible beneficiarse de la ayuda de acompañamiento si el certificado de profesionalidad tiene una duración superior a los 18 meses?


El trabajador con contrato de formación podrá beneficiarse de la ayuda de acompañamiento durante un máximo de 18 meses, independientemente de que sea superior la duración del certificado.

¿Qué motivos ocasionarían la extinción de esta ayuda?


La ayuda de 430€ al contrato de formación puede llegar a su fin por diferentes causas:
Por la finalización de la duración de la ayuda (18 meses).
Si el trabajador ha realizado más de 3 contratos de formación.
Expiración del tiempo convenido, despido o baja voluntaria.
En estos casos, el trabajador no deberá devolver la ayuda, siempre y cuando haya desempeñado la actividad formativa correctamente.
Si el trabajador no realiza la formación adecuadamente.

A parte de las bondades que tiene ya de por si el Contrato de Formación, ¿Existe algún otro beneficio para las empresas?


Para aquellas Empresas que realicen un Contrato de Formación y cuyo trabajador se haya podido beneficiar de esta nueva ayuda de acompañamiento, se crea una nueva bonificación por la conversión a indefinido de este contrato de 3.000€/año, (250€ mensuales) de bonificaciones en las cuotas empresariales por contingencias comunes a la Seguridad Social.
Hay que tener en cuenta que esta ayuda es acumulable a la ayuda por conversión existente en la actualidad, de modo que, la bonificación total que la empresa podría percibir por convertir en indefinido a un trabajador con contrato de formación queda reflejada de la siguiente manera:

Mujer: 3.000€ + 1.800€ = 4.800€ anuales, durante 3 años.
Hombre: 3.000€ + 1.500€ = 4.500€ anuales, durante 3 años.
Se podrán Beneficiar de esta bonificación.
Las empresas y los autónomos.
Los socios trabajadores de cooperativas y socios laborales.
Las empresas de inserción.
Y es importante que las empresas interesadas en beneficiarse de esta ayuda deban reunir una serie de requisitos:
Celebrar un contrato de formación a jornada completa con una duración
mínima de 3 años.
No haber extinguido contratos de forma improcedente en los seis meses anteriores
a la conversión del contrato, para el mismo puesto de trabajo y para el mismo centro
de trabajo.
Mantener el nivel de empleo indefinido y de empleo total durante 3 años.
Estar al corriente de sus obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social.