Contenidos

Noticia

Comienza el traslado de Buu una hembra de gorila de llanura

Comienza el traslado de Buu una hembra de gorila de llanura

El parque de Chessington y Bioparc Fuengirola ponen en marcha el traslado de Buu, una hembra de gorila de llanura que formará parte del grupo reproductor junto a Echo

El comienzo de una nueva vida, una travesía de 2300 km para llegar a su próximo hogar, una aventura inolvidable, el viaje de Buu. Esta hembra de gorila de llanura, de 20 años, procede del zoo de Chessington (Londres) y llegará a Bioparc Fuengirola la próxima semana para ejercer un papel fundamental, ser el segundo miembro del grupo reproductor de la especie en el parque. Buu, que ya fue madre en Londres, creará una familia junto a Echo, el gorila macho que ya habita en el parque.
Después del fallecimiento de Ernst, el mítico gorila de espalda plateada que habitó en Bioparc Fuengirola durante más de 14 años, el parque malagueño ha transformado este año las instalaciones de la especie, las medidas de seguridad, y los protocolos del equipo técnico y veterinario para convertirse en el quinto parque de animales reproductor de gorilas en España. Un programa de suma importancia ya que la especie está entre los 10 primates más amenazados del mundo.
Con el inmenso legado de Ernst en la memoria de miles de personas, el parque malagueño comenzaba este nuevo camino dentro del programa europeo de conservación de la especie tras completar todas estas mejoras. El coordinador de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA) de la especie determinó que Bioparc Fuengirola era el parque idóneo para acoger a un macho y dos hembras fértiles, gorilas que compartirán hábitat junto a Kim, una hembra de avanzada edad que habita en la actualidad en Bioparc Fuengirola.
En mayo de 2017 llegaba Echo, un joven macho procedente del zoo de Kolmarden (Suecia) que, tras un año y medio junto a Kim, está adaptado a la perfección a su nuevo hogar, a su compañera y sus cuidadores. El traslado de este joven macho y la coordinación entre el parque sueco y malagueño fue un total éxito y, esta misma semana, Bioparc Fuengirola está desarrollando un nuevo proceso de traslado con Buu, el siguiente paso para el grupo reproductor de gorilas de llanura del parque, hasta que el próximo año concluya con la llegada de otra hembra.
Tras semanas de coordinación entre el parque de Chessington y Bioparc Fuengirola, Javier Vicent, cuidador del parque malagueño, inicia su viaje a Londres. Una experiencia que define como única en su vida profesional y una vivencia inigualable como amante de los animales.
Un regalo que nunca olvidará
Con la mochila preparada y cargada de ilusión, Javier es el encargado de conocer a Buu en el parque de Chessington y de acompañar al gorila al parque malagueño. Su labor en Londres es aprender todo sobre Buu: su carácter, su dieta diaria, su comida favorita, su comportamiento habitual, sus costumbres, el trato con sus cuidadores. Javier estará durante siete días formando parte de la nueva vida de Buu.
Desde el primer día de su llegada, Javier conocerá al gorila y a sus cuidadores habituales. Estos animales son mucho más sociables que otro tipo de primates como los chimpancés, por ejemplo, pero este proceso es fundamental tanto para Buu como para el cuidador de Bioparc Fuengirola. Él compartirá y observará el día a día del gorila en Chessington, para una vez en Málaga, pueda trasladarle toda esta información al equipo técnico y veterinario del parque, una tarea que Javier acoge con gran ilusión y como una oportunidad única en su carrera. 
Como afirma el profesional de Bioparc Fuengirola, es imprescindible crear este vínculo entre ambos, aspecto fundamental para la adaptación de Buu a su nuevo hogar. Cada animal tiene una personalidad diferente y, llegar a conocerla y comprenderla, formará parte de la labor de Javier durante su estancia en Londres. 
La coordinación entre cuidadores de ambos parques también es fundamental, Javier compartirá vivencias, costumbres y consejos con los profesionales de Chessington para conocer en profundidad a Buu. Durante el viaje de traslado del gorila a Málaga, un cuidador del zoo de Chessington también los acompañará, algo que mejora la experiencia del animal en el trayecto. En todo este proceso, lo principal siempre es el bienestar de Buu.
La próxima semana Buu llegará a Bioparc Fuengirola, y con ella, una experiencia llena de emoción como afirma Javier. A partir de ese momento, el gorila comenzará su periodo de adaptación al parque, el cual llevará alrededor de un mes hasta que los visitantes de Bioparc Fuengirola puedan observar a esta hembra en su nuevo hábitat del parque malagueño.