Contenidos

Noticia

Apagar la crisis institucional con una victoria en el césped (18:00)

Apagar la crisis institucional con una victoria en el césped (18:00)

Málaga y Almería dirimirán esta sábado en La Rosaleda un duelo de jeques, el malaguista Abdullah Al-Thani y el almeriense Turki Al-Sheikh; y también de tendencias, la ascendente de los visitantes y la contraria de los locales, sumidos en una profunda crisis institucional y deportiva.

El Málaga, que sólo dispone de 17 jugadores profesionales por los problemas con el límite salarial, está condicionado por ello y sólo ha podido inscribir a tres de sus fichajes, por lo que su entrenador, Víctor Sánchez del Amo, acomete la presencia ante los suyos con esta limitación y con un ambiente crispado con Al-Thani.

Tan crispado, que la Junta de Andalucía y el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, han pedido que el jeque dé un paso al lado, aunque mientras ello se produce, si finalmente lo hace, Víctor habrá de comandar una nave en permanente zozobra institucional desde que el año pasado no logró el ascenso a Primera División.

Esta circunstancia ha hecho que para el partido de mañana, segundo en La Rosaleda tras el empate a uno ante Las Palmas, se haya convocado una concentración en los aledaños del estadio antes de comenzar el choque de rivalidad regional, como ya ocurrió en ocasiones la pasada campaña.

Los malaguistas llegan con cuatro puntos en undécima posición, el entrenador madrileño no podrá contar, además, con el guardameta marroquí Munir Mohand y los venezolanos Mikel Villanueva y Juanpi Añor, conncentrados con sus respectivas selecciones como el albanés Keidi Bare, aunque éste aún no tiene ficha profesional.

El Málaga, que ha encadenado dos partidos sin ganar tras su triunfo en la primera jornada en Santander, alineará, con toda probabilidad, al delantero albanés Armando Sadiku, uno de sus fichajes, por las bajas; lo que también hará que los otros dos refuerzos, el centrocampista argelino Mohamed Benkhemassa y el delantero hispanosuizo Lorenzo González, estén entre los convocados.

La baja de Munir, fundamental al no tener el Málaga otro guardameta profesional, hará que Víctor Sánchez tenga que optar por uno de los dos jóvenes de la cantera, Gonzalo o Kellyan.

Por su parte, el Almería acometerá el duelo de rivalidad regional probablemente con los mismos jugadores que el pasado sábado lograron imponerse al Huesca en un partido donde se exhibieron las dos caras, una primera parte notable y una segunda sufriendo, aunque sacando los tres puntos.

El técnico almeriense, Pedro Emanuel, sigue manteniendo la baja por lesión de Juan Ibiza, con un esguince en la rodilla derecha, pero el resto está disponible para un encuentro en el que seguir avanzando y en el que repetirá sin grandes cambios el once de las primeras jornadas como viene haciendo.

Los rojiblancos han ultimado ya su preparación para el partido y hoy han realizado un último entrenamiento a puerta cerrada para dar los últimos toques a una escuadra que ha actuado así durante las tres últimas sesiones.

Lo que sí se ha podido ver durante la semana es un intento de ser intensos y rápidos en las acciones, tratando de aprovechar la velocidad de jugadores como José Corpas o Gaspar Panadero, que apuntan a repetir en el once como ya lo hicieron en anteriores partidos.

Alineaciones probables:

Málaga: Gonzalo; Cifu, Luis Hernández, Lombán, Diego; Renato Santos, Boulahoroud, Rolón, Juankar; Adrián y Sadiku.

Almería: René; Romera, Owona, Maras, Iván Martos; César de la Hoz, Sergio Aguza; Corpas, Chema, Gaspar, y Sekou.

Árbitro: Rubén Ávalos Barrera (Comité Catalán)

Estadio: La Rosaleda.

Hora: 18.00