Contenidos

Noticia

Ciudadanos rompe su pacto de Gobierno con De la Torre en el Ayuntamiento de Málaga

Ciudadanos rompe su pacto de Gobierno con De la Torre en el Ayuntamiento de Málaga

El divorcio ya es oficial: Como en las peores rupturas de pareja Cs y PP se han separado con reproches y se lo han comunicado entre ambos por carta ¿Los motivos? La existencia de un tercero que se llama “Villas del Arenal

Hoy cumplía el plazo dado por los naranjas al alcalde para que tanto la concejala Teresa Porras, el edil Francisco Pomares y el coordinador de Urbanismo, Francisco Cardador, dimitieran de sus cargos o el regidor los cesara. Ni una cosa ni otra sino que De la Torre ha ido más lejos en un gesto de empoderamiento político les contestó que no pensaba mover un dedo y que además les parecía buenos concejales y los ratificaba en su confianza.

Para mayor cabreo de los naranja, el equipo de Gobierno les mandaba una cartita en forma de comunicado esta mañana en las que tras informarle de que los ediles seguirán en sus puestos, le “informa” a Cs de que “el equipo de Gobierno del PP no dará por roto el acuerdo de investidura” y le manda un dardo envenenado a los de Rivera: “ El equipo de Gobierno lamenta que el tacticismo del grupo municipal de Cs le pueda llevar no sólo a romper un acuerdo de investidura que se ha venido cumpliendo satisfactoriamente, sino también a poner en riesgo el acuerdo para el presupuesto de 2019, suscrito el pasado 21 de diciembre. Un acuerdo, éste sí, que lleva la firma del alcalde. Y la de Cassá.

Como en un juego de parejas despechadas, poco después Ciudadanos ha convocado rueda de prensa a las 13 horas además de enviar otra carta de ex enamorado en fase de ruptura total de la relación en la que le dicen a su ex novio que “la negativa de De la Torre a destituir a los concejales investigados por Villas del Arenal rompe el acuerdo de investidura con Ciudadanos”. “De la Torre no sólo ha incumplido con Ciudadanos, sino también con el Partido Popular.

No hay otra salida, lamentablemente, que romper el acuerdo de investidura”, denuncia el portavoz, Juan Cassá. Así las cosas, el amor se les murió, la convivencia marital ha cesado y la luna de miel de tres años y 9 meses se hizo trizas. Y todo esto cuando solo quedaban tres meses para que la ley los separase obligatoriamente por término de mandato. ¿Habrá reconciliación? En cuatro meses lo sabremos. Huele a que podría ser… o no