Contenidos

Noticia

Erik Morán, una nueva pieza versátil en la medular

Erik Morán, una nueva pieza versátil en la medular

El segundo fichaje del Málaga CF ya se ha ejercitado con sus compañeros y va a ser un elemento más en la estructura del campo blanquiazul. Junto a la irrupción de Keidi Bare, el recién fichado jugador vasco le permitirá a Muñiz contar con otro jugador en una de las zonas más importantes en la construcción del juego. Adrián o N'Diaye pueden ser lo más beneficiados por la irrupción del nuevo refuerzo malaguista.   

Antes de la llegada de Erik y de la consolidación de Keidi Bare, el plan B para el asturiano era darle minutos a Medhi Lacen. No hay que negar que Lacen sigue siendo un elemento importante en el seno del vestuario, pero ahora su papel va a quedar relegado por la irrupción de estos dos jugadores. No sorprende el paso adelante de Keidi ni que Muñiz le haya dado la continuidad en el césped. Su aportación y rendimiento en las últimas fechas lo avalan. 

Queda por ver cómo llega Erik Moran, sin mucho protagonismo ni minutos en el AEK de Atenas, y en qué zona del centro del campo lo va a colocar el asturiano. Moran es un jugador con una mayor capacidad creativa que Keidi si bien es cierto que el albanés es un futbolista capaz de robar  y ofrecer el pase de seguridad, es decir, armar ya el ataque tras el esfuerzo. 

El físico de Erik Moran, casi 1,90, también le permite ocupar la zona de pivote si es necesario. No hay que olvidar que aún falta mucho tiempo pero la Copa de África trastocará los planes en esa zona con la llamada de Senegal a N'Diaye. Versátil y polivalente, el futbolista aportará profundidad en esa demarcación que ha sufrido un lavado de imagen en apenas semanas.