Contenidos

Noticia

Muñiz se sincera. Entrevista completa para 101tv

Entrevista al técnico blanquiazul Juan Ramón López Muñiz en la que durante 45 minutos nos acercamos a su faceta deportiva, a su trayectoria como jugador y entrenador y a su cara más personal mientras charla con el equipo de deportes de 101tv Jorge Ramos, José Moreno y Carlos Pariente

Bueno míster, a punto de cumplir los 50 años.. ¿Qué queda de aquel jugador de cuando empezaba  y que has trasladado a los banquillos de aquella etapa?
Hombre yo con lo que me quedo de aquella etapa es recordar lo feliz que fui. Esos momentos que viví como jugador.. Empecé a jugar muy de pequeño en Mareo con 10 años. Al final cuando practicas deporte de equipo consigues unos valores que intento transmitir a mis hijas y a mi familia porque son valores que considero positivos y útiles en la vida. Me quedo con la felicidad. Lo que viví en esa etapa de mi vida, con la felicidad de que pude desarrollar y disfrutar mi profesión. Creo que con las amistades que vas dejando por el camino a día de hoy hemos hecho una amistad bastante grande porque en Mareo, en Gijón empezabas con diez años y me fui de allí con 27. Casi siempre eran los mismos compañeros. Dejas muchos amigos por el camino y yo intento quedarme con todo eso que viví. Cuando ya pasas al otro, intentas disfrutar del siguiente momento. Esa época ya pasó. El recuerdo siempre es agradable pero ya es para contar, recordar anécdotas. Para cuando estás en una comida o para contar a los nietos. 

Las fotos eran a color, ósea no no eres tan mayor, ¿qué recuerdas de esta foto? 
Muchas cosas positivas. Joaquín fue y es mi primer entrenador. Con el resto de ese equipo a día de hoy tengo relación con más de la mitad de mis compañeros. Hemos cambiado mucho pero al final seguimos siendo las mismas personas. Uno de ellos ha fallecido en un accidente de coche y siempre que nos reunimos siempre lo comentamos porque era una gran persona. Se te pone la piel de gallina. Te ves en esa foto con diez años hace ya 40 años y lo recuerdas como si fuera ayer. Eso es a la velocidad con la que va la vida. Ojalá lo podamos seguir disfrutando y que tengamos otros cincuenta años más. 



Hablabas de Joaquín tu primer entrenador, ¿es el que más te ha marcado en tu vida tanto como jugador como técnico?
Él fue mi primer entrenador que tuve en mi vida. Una de las cosas que amo en el fútbol es que ahora los entrenadores en el fútbol base ya son entrenadores titulados. Son entrenadores que tienen una preparación. Antes de llegar a Mareo, los entrenadores eran familiares de los componentes del equipo. Por hacernos un favor pues nos venían a ordenar de vez en cuando para los partidos del domingo. Joaquín fue el primer entrenador que ya tuve con una seriedad, una profesionalidad, unos conocimientos. Además, el fue el que me posicionó de defensa central. Yo llegué a Mareo de interior derecha. Con esta calidad (bromea) va para central.  Luego tuve otro entrenador que ocupó una parcela importante en mi carrera porque lo tuve durante cuatro años entonces te va haciendo crecer como futbolista. Cuando ya dejas el fútbol y vas al aspecto profesional un entrenador que me marcó mucho fue Juande Ramos. Yo empecé de ayudante suyo y ves el fútbol desde otra perspectiva, desde otro lugar. 
Juvenil División de Honor, campo de tierra. 
Lo que había antes. La hierba sintética no existía. No la veíamos. Eran campos de tierra en casi todos los barrios a los que ibas a jugar. El campo era así. Ese equipo de División de Honor teníamos a jugadores como Monchu que llegó a jugar en el Sevilla, está Raúl que también jugó en el Sporting, de ahí de profesionales hay bastantes que jugaron en Segunda y Segunda División B. Esto demuestra la dificultad que hay para llegar a la élite. Ahora cuando nace nuestro hijo y empiezan a jugar en alevines, todos los padres quieren que lleguen a profesionales. De este equipo que era muy buen equipo solo tres llegamos hasta el máximo nivel profesional. 
Tu primer reportaje 
Sí, es mi primer reportaje como futurible. Este ya es el salto del filial al primer equipo. Está Juanele, Tomás, está Guti el jugador que comentaba que falleció en el accidente de tráfico y yo. Éramos los cuatro que la prensa decía que estábamos preparados para dar el salto. Luego, lógicamente llega un entrenador que te da la confianza de darte esos minutos y que todo te vaya bien. 
Juan Ramón, la pregunta la puedes interpretar de dos maneras, digo si eres defensivo o no, ¿te gusta ganar más por 6-5 o por 1-0?
A mi me gusta mucho el orden. Cuando ves un partido de 6-5, dices uf, ahí no hubo mucho orden porque hay muchos goles en contra y cuando hay esa cantidad de goles es que algo falla. No es que me guste más una cosa u otra. Con 6-5 me llevaría la misma alegría que con 1-0, mientras ganes…Hay que ganar como puedas en cada momento. Tu tienes un objetivo en cada partido y es ganarlo. En algunos momentos los tendrás que ganar 6-5 y en otro 1-0. Ahora, cuando te meten cinco goles es difícil que ganes el partido.  
Juan Ramón de puertas para dentro… eres más amigo o jefe en el vestuario o dependiendo del momento más jefe que amigo?
Soy una parte más del vestuario como lo es el resto del cuerpo técnico pero lógicamente con diferente responsabilidad. El entrenador toma unas decisiones que puede afectar en determinados momentos a jugadores y lógicamente ese es mi trabajo. Es mi responsabilidad. Hay tiempo para estar en las dos situaciones. Lo importante es que el jugador entienda tu mensaje, que entienda cual es la situación y que parte de responsabilidad tiene el cuerpo técnico dentro de un entrenamiento y como la tiene que llevar a cabo. Hasta ahora no he tenido ningún problema en ese aspecto. Hay que ser cercano cuando hay que ser cercano y cuando tienes que tomar una decisión difícil también hay que saber tomarlas aún sabiendo que la intención nunca es la de perjudicar al equipo. Al final el equipo está por encima de las individualidades, de jugadores y de entrenadores. El equipo está siempre por delante. 
Fuiste capaz de reconducir y recuperar a un futbolista como Apoño. Llegó a jugar en Primera División, ¿Podríamos buscar el mismo símil con Ontiveros? ¿Te has empeñado en que sea un futbolista que sepa estar en el terreno de juego todo el tiempo?
Es lo que hablamos antes. Es una responsabilidad del entrenador. Tengo que intentar sacar el mayor rendimiento posible de cada jugador y cada uno tiene su situación personal, su grado de madurez en determinados momentos. En la foto que me enseñas está Apoño, está Peragón, Raul Gaitán, Sandro, Salva, Paulo Jorge. Lo bueno de Apoño fue que se supo integrar en un grupo. Supo llevar la disciplina que eso conlleva y luego ya puso la calidad que él tenía en sus piernas. Es una persona que el fútbol lo tiene metido dentro. De fútbol le puedes contar lo que sea que lo sabe. 
Video emotivo de Apoño
Al final es lo que te queda. La vida te va dando amigos, es lo que decía al principio de la entrevista. Este tipo de cosas es lo que más valoro. Lógicamente que haya un jugador que tenga buen recuerdo de tu etapa como entrenador y que hable bien de ti, pues a mi me agrada mucho. Me satisface mucho y más con Apoño. Tuvimos muchos años de trabajo juntos, como entrenador y él jugador porque yo lo conocí ya en el Marbella. A mi me dio mucha alegría que el cumpliera una de sus ilusiones que era la de ser jugador del Málaga CF. Me dio mucha alegría en ese momento y también me dio muchas alegrías cuando era jugador en el campo porque era muy buen futbolista. No solo a mi me dio alegrías como entrenador si no a la afición. Era una persona que era vecino de La Rosaleda y pudo disfrutar eso de vestir la camiseta de su club .  
De la Palmilla al Palo. Otro mensaje emotivo en esta ocasión de Raúl Gaitán
Tenía muy buen disparo.  Él los goles que hacía siempre eran golazos. En el rechace, en una situación de un córner. Cuando los conocí tanto él como Apoño te hablaban mucho del Málaga y de Málaga. Era su vida. Para venir a este club hicieron un esfuerzo muy grande. En el caso de Raúl él tuvo que hacerse cargo de la cláusula en el Marbella para poder venir. Lo hizo con satisfacción, con agrado y con la ilusión de poder vivir lo que finalmente vivió. Se lo vuelves a decir ahora y lo volverían a hacer. Ya te digo además de ser buenos futbolistas que nos ayudaron muchísimo en aquel año son dos buenas personas. 
 
Has conseguido la meta de ser jugador profesional y llegar a Primera División. Has conseguido entrenar en Primera División, Europa, ascensos, ¿Cuál es tu meta? ¿Qué le queda a Juan Ramón Muñiz por cumplir como técnico?


Soy una persona que vivo el día a día. No me intento poner metas. Cuando empecé de pequeño, yo no me ponía la meta de ser jugador profesional. No me ponía esa obligación, ni en mi casa me ponían esa obligación. Era la de disfrutar del fútbol, del deporte, los valores que conllevan esa situación. Nunca tuve esa presión. Era vivir el día a día. Cuando llegué a profesional mi obsesión era cuidarme para rendir al máximo nivel que me pedía el entrenador. Cuando dejé de ser profesional era la de prepararme para seguir en mi vida vinculado al fútbol porque la vida no termina cuando dejas de ser futbolista. Yo dejé el fútbol con 30 y pocos años y tenía que prepararme para otra cosa. Tuve la fortuna que Juande Ramos se acordó de mi. Inicié con el un proyecto en el Espanyol. Desde ahí me vino todo encadenado. El siguiente paso era aprender lo máximo en esa nueva situación con Juande. Cuando ya me llegó en lo personal la oportunidad era la de lograr el objetivo que marcaba el club. Ya te digo me voy poniendo metas a corto plazo. Lógicamente tenemos partido este domingo y a ver si lo podemos superar, hacer nuestro trabajo para intentar conseguirlo. 
Eres el jefe del vestuario y del banquillo del Málaga pero tienes un equipo de trabajo, ¿Muñiz delega y reparte las funciones o supervisas todo, o todo a la vez?
Somos un grupo de trabajo. Cada uno tiene que tener su opinión y es más cada uno tiene que poner su opinión a pesar de que pueda ser diferente a la mía. Quiero a gente a mi lado como las que tenemos aquí. Trabajadoras, gente de club, no escatiman un minuto porque se tengan que ir antes. No miramos el reloj cuando hay que quedarse nos quedamos, cuando hay que marcharse, nos vamos. Sobre todo, son personas que me transmiten su opinión y eso es importantísimo. No quiero personas que me digan lo que yo quiero escuchar o bien a lo que oigan me digan sí, sí… Quiero que me transmitan su visión, su parte. Somos 5 o 6 personas  en el cuerpo técnico y cada uno transmite su opinión. Luego entre todos buscamos la mejor solución o cual sería la mejor opción para el club y para el equipo. Cada integrante tiene su grado de opinión y se respeta el de todos. Por su puesto yo agradezco el de todos. 
Un bronce no está nada mal. Me explico. Estás en el tercer puesto como entrenador del Málaga CF y CD Málaga con más partidos dirigidos. A la cabeza Antonio Fernández Benítez con 290 partidos, segundo Joaquín Peiró 224 encuentros y a continuación Juan Ramón López Muñiz con 131 que ya ha superado a Manuel Pellegrini. 
Siempre es bueno ver esos datos porque quiere decir que sigues en activo, que sigues en la profesión y que sigues trabajando. Me acabas de nombrar a tres grandes entrenadores. Antonio Benítez para mi, además de ser una leyenda en el club, para mi es una gran persona, un gran amigo. Sobre todo alguien que cuando ves rebosa malaguismo por todos lados. Es una persona de club, no, lo siguiente. La anterior vez que estuve aquí y coincidí con él nunca pone un pero, nunca dice un no. Siempre tiene una voz de aliento cuando perdíamos un partido el primero en entrar era él. Para echar una mano donde pudiera, para mi Antonio es una referencia, lo respeto muchísimo porque no sólo es un gran amigo. Me has nombrado a Peiró y a Pellegrini que fueron dos grandes entrenadores a nivel nacional. Estoy encantado de estar en esa terna. Ojalá pueda superar a alguno más, será buena señal al menos para mi.   
Tras un verano de rumores e incluso más meses de larga espera en el que se acercaba tu llegada, se desvanecía… finalmente aterrizas en Málaga nada más ser designado director deportivo Caminero,  ¿Fue una negociación tan compleja? ¿cómo vive Muñiz ese tiempo de espera?
En el fútbol hay que saber cuando estás dentro y también hay que saber cuando estás fuera. Lo llevé con normalidad. Es una situación que se va a dar a lo largo de la carrera de cualquier entrenador, jugador… Habrá veces que estés trabajando, habrá veces que estés en espera y habrá veces que esa negociación se alargue un poco más ¿Por qué se alargó un poco más ésta? Porque empezaron los contactos en marzo. Había que solucionar muchas situaciones, problemas. Había un cuerpo técnico trabajando. Había una situación de incertidumbre porque aún no se sabía realmente en que categoría se iba a jugar si en Primera o en Segunda. Se preveía el descenso pero quedaban muchos partidos por disputarse. Ahí se fue alargando y cuando ya se podía solucionar llegó el problema con el anterior director deportivo, Mario Husillos, era el director pero iba a dejar de serlo. Entonces ahí tampoco lo puedes cerrar porque al final va a venir otra persona y esa otra persona tiene que tener toda la libertad para decidir cuál va a ser su entrenador y no encontrárselo heredado. Ahí tuve que volver a esperar. Cuando llegó Caminero tuvimos una reunión. Cada uno plasmó su idea en la misma y a los dos días se cerró todo muy rápido. Más allá de que alargó con anterioridad, con su llegada todo se cerró rápido. 
Se activa el sí quiero con Caminero y empizas a trabajar codo con codo con él ¿Qué relación tienes con él? Imagino que es difícil encontrar el equilibrio cuando tú pides y él debe negociar
Esa fue precisamente una de las conversaciones que tuvimos en la primera reunión. Había que tener paciencia. No podíamos intentar cerrar el equipo en 24 horas porque seguramente nos equivocaríamos. Todo lo que se vino negociando anteriormente y en esa primera comida con Caminero el tema era ese, hablamos de situaciones de tranquilidad, paciencia, de tener muy claro la idea de proyecto. Había que estabilizar un poco la situación del club que vive un descenso. Teníamos que organizar la estructura interna del club. Cuando hablábamos antes del orden soy de los que piensan, que ese orden tiene que partir desde el mismo club para que luego podamos ir creciendo poco a poco. Así luego podremos ir metiendo plantas en el edificio. Había que trabajar bien la base para a partir de ahí: construir. Tuvimos la suerte o la fortuna de estabilizarlo y ya pudimos ir realizando fichajes poco a poco pero sobre todo del perfil de futbolistas que queríamos. Nosotros sabíamos que había una situación difícil, que teníamos que dar un cambio porque también teníamos que transmitir un cambio de mentalidad, un cambio de dinámica. Básicamente un cambio de todo lo que había sucedido en la temporada anterior. Había que parar esa caída en la que venía el club y por suerte los resultados han estabilizado mucho la situación y podemos mirar un poco hacia delante pero siempre con mucha calma, paciencia y con mucha tranquilidad. Debemos seguir con la humildad con la que se está trabajando. Creo que esa es una de las situaciones y que el club se mantenga en esa estabilidad que ahora sí podemos decir que tiene en estos momentos. 
Quizás puede quedar un poco en el ámbito privado del código interno del vestuario pero ¿cuál es el primer mensaje de Muñiz una vez que pisa el vestuario? ¿Qué les dice para cambiar la mentalidad tan negativa que tenían? 
Intentas transmitir un poco cual es la verdadera situación. La que se ha vivido y la que se va a vivir. Al final el entrenador necesita de la colaboración máxima del vestuario. El protagonista del fútbol es el futbolista. No hay otro. Nadie más tiene que intentar serlo. Los demás ayudamos, colaboramos desde nuestra posición o desde nuestra responsabilidad pero cuando están dentro de las líneas blancas, las decisiones son de ellos, el trabajo, etc. Todo lo que sucede ahí es por su esfuerzo y por su trabajo en equipo. Yo me he encontrado esa colaboración desde el primer día. Para mi en ese momento es mucho más sencillo. Lógicamente luego tengo que tomar decisiones, algunas difíciles y duras seguramente, pero es mi responsabilidad. Lo más importante que hubo es que el bloque supo asumir la situación, supo afrontarla y supo trabajar con la humildad que requiere la categoría. Si nosotros pensamos que la camiseta, el escudo o el pasado gana partidos estamos perdidos. 
¿Qué papel ha tenido Muñiz en la planificación de todo el primer equipo? Qué movimientos o información recibes y una de las primeras decisiones que tomas es modificar la hoja de ruta de la pretemporada y hacerla en casa. 
Sí, porque teniendo lo que hay en la provincia salir fuera.. Entiendo salir fuera si hay una repercusión económica favorable para el club. Cuando no la tiene porque en Segunda División es muy difícil rentabilizar una pretemporada y que puedas ganar dinero en ella pues lo que tienes que hacer es estar en tu región, en tu comunidad autónoma, en tu provincia, estar en tu ciudad por todo. Porque se van a producir entradas y salidas de jugadores y ahí es muy sencillo porque el aficionado puede seguirte más el día a día. Nosotros lo que necesitábamos desde el primer día era el apoyo de la afición, el apoyo de todo lo que rodea al club: prensa, aficionados, empleados del club, colaboradores, patrocinadores. Todos necesitamos remar en la misma dirección. Era fundamental para ver que había ese cambio de dinámica y de resultados. Desde pretemporada lo intentamos. Cuanto más cerca estés de ellos, mucho más seguimiento puedes tener y sobre todo mucha más proximidad con lo tuyo. Una mayor vinculación a la ciudad y a la región.  
Hay un cambio de capitanes que resulta llamativo al aficionado, ¿Es una decisión personal?
Había que cambiar y corregir algunas situaciones. Ser capitán en una temporada tan larga y dura como la pasada no es fácil. Desgasta. Tiene una dificultad extrema. Hay momentos en los que esa dificultad hay que compartirla. En el club y en el equipo había jugadores que también podían llevar esa nueva responsabilidad y decidimos hacer esa modificación pero no por nada en especial. Creo que ese desgaste se nota y muchas veces te merma el rendimiento porque tienes una responsabilidad que a lo mejor en un determinado momento te supera. Ha venido bastante bien el cambio. Todo el mundo en el vestuario lo ha entendido y los capitanes en estos momentos pues son gente importante que tienen su peso. Una de las cualidades que tienen que tener los capitanes es que sean ejemplares dentro y fuera del campo. El grupo lo ha visto así y creo que lo llevan perfectamente. Saben funcionar y trabajar desde ese grado. 
¿Cómo digiere la salida de Recio o Iturra? De momento aportación testimonial de Boulahroud o Haksabanovic? Reiteras el mensaje que tendrán tiempo, pero ¿cómo convences al jugador si no se ve en el césped?
Es repetitivo como dices pero es la realidad. La temporada es muy larga. Con once jugadores no la echas. Con doce tampoco. El jugador que en estos momento está teniendo pocos minutos y poca participación lo que tiene que hacer es entrenar y trabajar muy duro porque cuando le llegue su momento, será ese. Ese es el momento que tiene que aprovechar. No puede decir que ahora necesita más minutos o necesita más partidos. No, no. Tienes ese tiempo. Cuando hablábamos antes cómo fue mi debut, tu sabes que es esa tu oportunidad la que tienes. Te han puesto ahí y tienes que hacerlo de la mejor manera posible y si puede ser que el equipo gane para que el entrenador diga: “Este equipo me gusta, lo repito” Cuando te llega la oportunidad tienes que hacerlo bien y para hacerlo bien tienes que estar preparado ¿Cómo te preparas? Trabajando bien en los entrenamientos. Cuando ves los entrenamientos yo estoy tranquilo. Puede haber lesiones, puede haber sanciones, puede haber momentos determinados de forma de uno u otro jugador. Siempre habrá un jugador al campo que sepa lo que tiene que hacer, que mantenga un buen ritmo, que mantenga un alto nivel de exigencia y que mantenga el nivel de la plantilla. 
¿Tiene la plantilla perfecta Muñiz? ¿Qué retoque le haría?
Para mi ahora mismo tengo la plantilla perfecta. Van los primeros. Es cierto que llevamos un bloque de partidos pero están haciendo una situación que es muy difícil. No es fácil lo que han conseguido. Tengo una plantilla que está compensada. Tengo una plantilla que trabaja bien que son muy buenos profesionales. Tengo una plantilla que fuera son ejemplares. Al final tenemos que darnos cuenta que somos futbolistas hasta en las vacaciones. Hasta ahí tengo que ser ejemplar porque sigo siendo futbolista y mi nombre va con mi apellido y ligado a jugador del Málaga CF. Tengo que ser ejemplar siempre en mi vida. Eso lo hemos conseguido. Para mi tener eso es algo muy importante. Tenemos una virtud y es que tenemos un equipo solidario. Cuando hay un jugador que pasa una dificultad está el compañero que le echa una mano. Para mi eso es perfecto. Independientemente de nombres, está bien estructurada, tenemos dos jugadores por puesto y tenemos no sólo jugadores, sino jugadores que son profesionales. Como entrenador estoy satisfecho con eso. 
Algo más de 100 días, entrenamientos y sesiones de trabajo. ¿Esperaba Muñiz cuando firmó su contrato tener al equipo a estas alturas líder en solitario? ¿entraba dentro de sus planes? 
Cuando llegas a la categoría de Segunda División nunca esperas donde vas a estar. No lo sabes. Empieza la liga y cuando hablas con compañeros durante la pretemporada, por ejemplo este año que hemos tenido la suerte de jugar con muchos de los equipos de Segunda División como fue Mallorca, Almería, Granada y tal… Cuando hablas con los colegas todo el mundo te dice lo mismo: “Estamos trabajando muy bien, el equipo está bien” Luego dices estarán como nosotros porque nos pasa lo mismo. Entonces hasta que no arranca la Liga no sabes cómo vas a estar pero realmente hasta que no lleves 20 o 25 partidos no conoces a lo que vas a aspirar. Por tanto, lo que tenemos que aspirar es que cada partido es el último y en cada partido hay tres puntos. El objetivo es conseguirlos. Luego en abril y mayo veremos si es el mismo u otro. Hasta esa fecha va haber mucha igualdad. Subidas y bajadas de posiciones, tenemos que tener mucha paciencia. no nos podemos poner nerviosos y eso debemos asumirlo. Cuando llegue ese momento y veamos que quedan siete u ocho partidos podremos decir nuestro objetivo es éste.
Imagino que al Málaga le queda por evolucionar, ¿cuándo cree Muñiz que puede llegar el momento álgido? ¿Es el objetivo llegar a esa alturas en el mejor momento de la temporada? Se que va a decir que el objetivo es ganar al Deportivo. 
Marzo y abril te va a marcar un poco según el posicionamiento que tengas. Ahí se sabrá a lo que podremos aspirar y a lo que no. Nosotros lo que tenemos hacer es realizar un buen posicionamiento. Ir creciendo como equipo, ir mejorando cada día, ir trabajando en cada partido como si fuera el último.. Nosotros no podemos pensar en el partido de dentro de un mes. Sería perder el tiempo si no sabemos que va a pasar de aquí a un mes. Vamos a pensar en el choque del domingo que lo tenemos a la vuelta de la esquina e intentar prepararnos, intentar hacerlo bien. Sabemos que el partido será duro, igualado, con alternativas. Hay que dominar todas las situaciones del choque. El objetivo sigue siendo el mismo: conseguir tres puntos más . 
El sacrificio, alta intensidad de trabajo y la solidaridad defensiva es quizás la marca de este Málaga de Muñiz, ¿le gustaría tener más posesión? Sólo ante el Almería en Copa, partido que se perdió, el rival le gana esta batalla.
El otro día sí. Habíamos analizado bien al Rayo Majadahonda en cuanto a posesión, estadísticas y sabíamos que fue a Zaragoza y le quitó la posesión a pesar de eso perdieron también 2-1. Al final tu dices, esa posesión que por cierto a mi me gusta tener la posesión. Me gusta tener el balón, me gusta atacar, pero ojo luego tienes que dominar la otra situación y es cuando no la tienes. Enfrente tienes un equipo que también tiene sus características y tu tienes que adaptarte a los momentos del partido. El día del Córdoba la tuvimos pero no sólo es la posesión es tener finalizaciones, es tener goles. Si tienes la posesión pero y no tienes finalizaciones o tienes llegadas al área contraria pues es una posesión como la que puedes hacer en el entrenamiento sin porterías. A mi me gusta tener la posesión pero con porterías. Una posesión en la que haya juego por bandas, centro y remate o un determinado momento que haya juego por dentro, pared y tiro. Mientras más finalizaciones tengamos, más ocasiones tenemos para meter gol. Hay momentos de partido que ganas 1-0 o 2-0 y ya puedes tener la posesión y desgastas al rival con la posesión. Por eso digo que los partidos nunca van a ser de la misma manera. A mi lo que me gusta de mi equipo que le va bien una situación de partido y que sabe trabajar ese momento. Hay momentos como el día del Córdoba que tienes posesión, llegas y finalizas y hay momentos como la jornada anterior que es cierto que en los primero 20 minutos fueron espectaculares con llegadas, finalizaciones y ocasiones, pero hubo otro periodo en el que el Rayo Majadahonda cogió el balón y ¿con qué me quedo yo? Que si tuvieron balón pero no tuvieron finalizaciones. Por tanto el equipo sí hizo un buen trabajo. Al final tienes que valorar el partido en su conjunto, no sólo una parte del encuentro
Una doble pregunta. Queda un mundo pero a qué rival le temes más, aparte del Deportivo que es el siguiente, al Virus FIFA, al propio Málaga y se que la competitividad y el nivel tan exigente de Segunda no te deja mirar más allá del Deportivo pero internamente…¿Muñiz empieza a notar, sentir, palpar sensaciones o hechos que le recuerdan al último ascenso? 
A mi lo que me preocupa más es el Deportivo de la Coruña. Es lo más cercano que tenemos. Después ya habrá tiempo para mirar cómo solucionamos las bajas que podemos tener por las convocatorias de selecciones. ¿Miedos? Yo creo que en la vida no tienes que tener miedos. Tienes que tener respeto a todo el mundo. Tienes que tener capacidad de trabajo. Soy de los que piensan que para mi los valores que aprendí de pequeño cuando jugaba al fútbol, por ejemplo la humildad es básica. Tienes que ser humilde en todos los ámbitos y en todos los momentos de la vida. Tienes que saber cual es el objetivo y el fin por el trabajo que estás sudando cada día y a partir de ahí seguir todos unidos. Al final hace falta que entre todos haya unión. Lo dije el primer día y lo voy a decir en enero, en marzo y abril, mayo. Entre todos lo conseguimos. Cuando hablo de todos, son todos. Todo lo que rodea el club. Una parte sola no lo consigue. Para mi es importante que siga habiendo la misma unión que hay en estos momentos, el mismo apoyo de la afición, el mismo respeto, la misma tranquilidad también en el sector de la prensa. Eso es importantísimo. Si todos funcionamos, el equipo tirará seguro porque hay mimbres para ello. Los equipos que suben también lo consiguen si en el entorno hay tranquilidad y eso es fundamental en los momentos difíciles. Si hay tranquilidad va a haber buena respuesta, si hay nerviosismo, ojo, porque habrán malas decisiones, hay precipitación, hay equivocaciones y empiezan los problemas. 
¿Quién se puso más contento a la hora de volver a Málaga, tú o María,  tu esposa?
Yo creo que los dos. Los dos tenemos planificado una vida futura y establecer la residencia aquí en Málaga. Poder venir a trabajar te anticipa esa llegada y ves cerca el momento de instalarte ya definitivamente en la ciudad. Al final, cuando tomas una decisión intentas o procuras, si puedes, que la familia esté contenta, feliz. Aquí sabía que yo no tenía ni que preguntar. En el momento que dije la opción, ves cómo le cambia la cara. Yo siempre me quedo con las conversaciones que vas teniendo con ella y mis hijas… Cuando no estamos aquí, al final siempre dices en Málaga son felices. Sabes que vienes a trabajar aquí y ya hay una cosa que no me preocupo se que ahora mi mujer estará haciendo cosas con amigos, en la cofradía, en su entorno. Por tanto no tienes la preocupación de cómo lo estará pasando. Se que está bien. 
Sabíamos que tu esposa es cofrade de la Misericordia, ¿nunca se ha animado Muñiz a sacar un trono? Nos consta que la Semana Santa pasada estuviste por Málaga disfrutando de la fiesta. 
Siempre que no trabajo pasamos la Semana Santa en Málaga. Mi familia siempre la pasa y yo cuando me lo permite el trabajo. Nunca he pensado eso. Esa es una tradición que la gente de aquí la lleváis muy en el día a día. La verdad que a mi me gusta vivirla, me gusta estar pero no sé si estoy preparado. Para sacar uno hay que estarlo. Esforzarte y hacer el día a día con los hermanos, convivir un poco con ellos. Yo lo disfruto y aparte no sabría cuando puedo ir y cuando no. Desde fuera lo paso bien y tengo la suerte de tener amigos que te van explicando todo el proceso. Recuerdo mucho la diferencia del primera año al de ahora y es que ahora entiendes todo lo que está pasando en la procesión. Antes ibas viendo no sabía qué cofradía venía ni nada por el estilo. Es cierto que no soy un gran experto, ahí lo que voy viendo te vas quedando con cosas. 
En la Semana Santa pasada, ¿cuántas veces te dijeron Muñiz vente al Málaga? Se que había gente que te lo decía mientras pasaban las procesiones 
Sí, la verdad que ahí notabas el cariño que te tiene la gente. Sobre todo veías una cosa y es que el proyecto que se iba a iniciar íbamos a contar con ese apoyo, con esa ilusión, con esas ganas. Esa es también una de las cosas que cuando llega la hora de tomar la decisión, pues te anima. Esa estabilidad que necesita el club después de un descenso era más fácil conseguirla. Desde el primer día o antes incluso de venir tuvimos la fortuna de que nos lo transmitieran en esa época del año. 
La afición te ve como una persona muy meticulosa en su trabajo, algo que comparto, pero cuando Muñiz termina de trabajar, ¿logras desconectar cuando llegas a casa o sigues barruntando el siguiente partido, el próximo rival?
Me río porque sigo barruntando. Me río porque mi mujer María me dice mientras estamos hablando o yo le preguntado algo que me está contando hace minutos.. ¿no me estabas escuchando? Y le respondo: Pues la verdad que no… (risas) Estaba pensando en mi entrenamiento de mañana pero yo creo que al final eso nos pasa todos en nuestra carrera. Tu en tu trabajo, mañana tienes que hacer esto u otra cosa.. Muchas veces están en casa y te están hablando.. A lo mejor mueves la cabeza.. Me responde que no me estás escuchando y es que no estás en ese momento, tienes la mente en otro sitio.  No me lo apunto yo solo.  A cada uno en su trabajo y en su ámbito laboral le pasa. Planificas el día siguiente, la semana siguiente. Intentas ir un poco por delante. 
¿Eres un cocinillas?
Me gusta. Sobre todo porque me entretiene. Es el momento que quizás desconecto. Si tengo que hacer algo lo hago, yo digo que lo hago. Otra cosa es que esté bueno. Digo que lo hago. 
 
¿Cuál es el plato estrella de Muñiz?


Con una tortilla de patatas compito en Masterchef. Me la juego. 
El plato que más te gusta de la gastronomía malagueña
La porra y mira que anteriormente no la había probado. No la comía nunca. Eso de ver el tomate líquido… Con el gazpacho igual. Era como raro. ¿Beber el tomate? Como que al principio me costaba. Cuando probé la porra un día en casa de unos amigos me dijeron que la probara y me gustó. Probé el gazpacho y me gustó. En la zona del norte, en Gijón, donde yo vivía, no se toma gazpacho. Allí somos más de cuchara. Cuando lo viví y lo probé dije esto me gusta. Incluso más que el pescaíto frito. Esa parcela yo creo que es más sana para cuidar la línea. 
Sabemos que te gusta el cine, ¿tu película favorita?
Mira de estas últimas que he visto: Campeones
Bonito nombre para este año
 
No había pensado en eso (risas) Es una película española que me gustó por los valores que transmite, el reparto de actores, el mensaje. Se puede ser feliz en cualquier momento siempre que nosotros queramos ser feliz. Por eso insisto en el positivismo. A mi me gusta rodearme de gente positiva. De gente que piense que se pueden conseguir una cosa que vea siempre lo bueno de la vida. Para ver lo malo vamos a tener tiempo y por desgracia lo vamos a vivir. Ya llegará y cuando llegue vamos a afrontarlo. Me gusto por muchas cosas y me gustó comentarla con mi familia para inculcar esos valores a mis hijas. Se puede ser feliz. Si se quiere, se puede. 


Un libro
No suelo leer mucho. Leo libros relacionados con mi trabajo. De lo mío. De fútbol, de preparación física, de táctica… de Mourinho, de Valdano, de gente que habla de fútbol de situaciones que a mi me puedan aportar una cosa en mi trabajo. Si puedo soy más de ver. Estoy intentando todo el rato ver que si fútbol, que si entrenamientos. Ahora con Sarri (entrenador del Chelsea) me gusta mucho seguirlo y verlo porque es un entrenador que creo que relaciona muy bien juego con balón y sin balón. Eso para mi es importante. 
¿Hay algún entrenador que admires o coges conceptos e ideas de varios?
Lógicamente tuve una influencia de Juande Ramos. Empecé de ayudante con él y lo tuve como jugador. La influencia en mi vida de ese cambia de pasar de jugador a entrenador hizo que viera el fútbol desde otra perspectiva pero sobre todo que te lo vayan explicando. Juande me cogió como su alumno, decir que era el ayudante para mi era demasiado. Yo era el alumno de Juande en ese momento. Él me iba contando, me iba diciendo hasta que el me vio preparado para poder dejarme un poco más de libertad. en los entrenamientos. A mi todas esas explicaciones que me iba dando me fueron sirviendo para ir madurando y sobre todo yo pensaba… Si esto lo hubiese sabido cuando era jugador hubiera sido mejor futbolista. Intento que en mis equipos cuando haces un ejercicio explicas el objetivo y la trascendencia que va a tener en el partido siguiente ante el rival que te vas a enfrentar. 
¿Qué música escucha Muñiz?
Sí, escucho bastante música. De todo un poco. Toda la comercial, imagino que por tener la radio puesta. Me gusta mucho la música española. El Último de la Fila, ahora Manolo García, es un grupo, cantante que me gusta. Son canciones y letras que tienen su historia en mi vida. Me gusta que cuando la escuchas, eso lo comparto o no lo comparto. 
 
¿Vio Muñiz el partido del Málaga en Dortmund?


Sí, lo vi. Creo que estábamos en Ucrania. Lo estábamos viendo todos los españoles que estábamos allí. Cuando vimos el cambio de Joaquín y ese cambio, la celebración.. Todos dábamos por hecho que estaba conseguido el pase pero luego se demuestra lo que es el fútbol. Hasta que no pita el árbitro no hay nada conseguido. Muchas veces, celebrar la cosa de anticipo.. Hay un refrán en Asturias que dice que si escupas para arriba te cae. Yo procuro que cuando celebro algo es que el partido ha terminado y eso no me lo quita nadie. Celebrar antes de que acabe.. Uf.. Tiene repercusión negativa si no te sale bien. 
La última vez que lloraste
 
Pues no lo sé. Pero no me escondo en decir que si lloro, lloro. No tengo reparos en decir que he llorado. Si tengo que llorar es porque necesito llorar y sin ningún inconveniente. 


La temporada es larga, queda mucho pero ¿qué locura serías capaz de hacer si el Málaga asciende?
No sé pero si me dices una la hago y la cumplo. Me comprometería a ella. Es el deseo que tiene todo el mundo. Pensar en algo tan a largo plazo, uf, pero pondrías la mano en el fuego por tal cosa. Lo que a mi me gusta es que el equipo siga trabajando como lo está haciendo hasta ahora. 
¿Te gusta el padle?
Me gusta pero ahí no me comprometo, eh que se mi nivel. 
Te hemos buscado una buena pareja. Beatriz González, número 16 del circuito Mundial. Malagueña y malaguista. 
Así fácil. Me lo ha puesto fácil. Es una ilusión para mi. Jugar con una de las mejores jugadores del mundo. Que te invite jugar con ella, que te enseñe, yo soy de calle. De clases pocas.. Si lo puede hacer aunque no ascendamos también se lo agradezco. 
¿Cómo definiría Muñiz al aficionado? Porque te han recibido como un héroe. Antes de tu fichaje pedían la vuelta de Muñiz sí o sí, ¿cómo sientes ese calor y que valora tanto tu trabajo?
Lo decía antes. Noto esa cercanía. Por mi parte y por parte del club, tenemos que corresponder con esa cercanía, ¿cómo podemos responder? Con trabajo, estar dispuestos a compartir minutos con vosotros, con ellos, con peñas, con aficionados. Creo que es nuestra obligación. Nosotros tenemos que darle algo a cambio de lo que nos dan ellos. Lo primero esfuerzo, trabajo y dedicación dentro del terreno de juego. Profesionalidad. Lo segundo es que el futbolista no se acaba en el verde. El futbolista lo es cuando sale del campo, lo decía antes. Ahí es donde verdaderamente tenemos que ser cercanos. Al final si nosotros pedimos apoyo, proximidad, cercanía y que en los momentos malos estén con nosotros. Nosotros tenemos que demostrar esa cercanía cuando nos lo encontremos en la calle, en una cena de una peña o en estos momentos con vosotros. Es fundamental, que todos vayamos juntos. Es una de las claves para que en junio podamos estar satisfechos con el trabajo. 
Has venido siempre como un apagafuegos a Málaga y a los demás equipos, ¿te da coraje no haber tenido un equipo con futbolistas de campanilla? Te tachan de ser un entrenador defensivo pero.. y si llegas a tener la plantilla de Pellegrini, ¿Qué hubiese pasado?
Nadie lo sabrá. Como no tuve la oportunidad pues no se sabrá. Los equipos en los que estuve estoy satisfecho con el trabajo que realizamos y de que se lograron los objetivos, de cómo pudimos responder a la confianza que depositó el club, el propietario o el presidente en determinados momentos en nosotros. Esa es nuestra obligación, luego todo lo demás llega. Lo importante es que veas que te dedicas, te esfuerzas.. A mi es que personalmente me gusta ser una persona de club. No creo que el entrenador tenga que ir al margen del club. No lo concibo. No sé si es por lo que he vivido aquí anteriormente en la etapa que entrené al Málaga. No había nada. Había una dificultad tremenda. Había un concurso de acreedores por delante. Te vas haciendo de club. Te van formando para que seas un entrenador de club. A partir de ahí intenté vivir eso. A mi me gusta. 
Hablando de club, propietarios ¿que relación tienes con la familia Al-Thani?
Como entrenador que soy tengo la relación con Caminero, con Joaquín. No tengo relación más arriba. Mi relación es con ellos dos y con los jugadores, con el equipo. A nivel superior pues con Caminero y con Joaquín Jofre. 
Un mensaje para la afición de agradecimiento
Nosotros desde el primer día que llegamos al club, pedimos ese apoyo y lo seguiremos pidiendo durante todo el año. Nuestra obligación es devolverlo con esfuerzo, con dedicación, con mucho trabajo y con buenos resultados. Esperamos a final de cada partido de que os marchéis orgullosos de lo que hacemos en el terreno de juego y volver a daros las gracias. No me cansaré nunca de darlas. Por vuestro apoyo porque sin vosotros no conseguiremos nada