Contenidos

Noticia

Un supermercado avisó a la Junta de que Magrudis vendía chorizo y morcilla

Un supermercado avisó a la Junta de que Magrudis vendía chorizo y morcilla

Esos productos "hace días que están retirados del mercado", según ha informado el portavoz del gobierno andaluz, Elías Bendodo

La Junta de Andalucía conoció a través de una cadena de supermercados que la empresa Magrudis comercializaba también chorizo y morcilla, de los que no había informado tras detectarse el brote de listeriosis, por lo que ha presentado un escrito ante la Fiscalía por si hay delito contra la salud pública.

El portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, ha explicado este jueves en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno que el Ayuntamiento de Sevilla tampoco comunicó la existencia de estos productos en el listado que le dio a la Junta, por lo que la Consejería de Salud tuvo que "actuar y tomar las riendas".

Tras el aviso de ese supermercado en Sevilla, que ya había retirado días antes todos los productos de la empresa, los inspectores de Salud constataron que Magrudis había vendido chorizo dulce, chorizo picante y morcilla, por lo que amplió la alerta.

Bendodo ha insistido en que esos productos "hace días que están retirados del mercado" y en que en el listado que facilitó el Ayuntamiento no estaban incluidos, aunque ha asegurado que no quiere criticar la labor del consistorio sevillano.

Ha indicado que en los albaranes de Magrudis están registradas todas las ventas y que, aunque no habían informado de estos productos, los habían retirado todos de los expositores.

Ha recordado que el contacto directo de la empresa es con el Ayuntamiento de Sevilla, que es uno de los tres consistorios andaluces que tiene las competencias en inspecciones de salud alimentaria, junto a las capitales de Málaga y de Granada.

La Junta de Andalucía está estudiando si refuerza esas competencias o directamente las asume, ya que considera que "no es normal" que un asunto de esta importancia sea de carácter municipal.

Bendodo ha manifestado que el único culpable de esta situación es la empresa Magrudis y ha advertido de que la Junta va a poner "todos los mecanismos jurídicos, legales y administrativos" a su alcance para que asuma la responsabilidad que le corresponda.

"Vamos a llegar al final con todas las consecuencias respecto a esta empresa o cualquier otra empresa que haya hecho las cosas mal", ha dicho Bendodo.

Por ello, la Junta ha denunciado este jueves ante la Fiscalía de Sevilla a la empresa, por obstruir la labor de los inspectores en el brote de listeriosis, después de enterarse por el supermercado de que habían comercializado los otros productos.

Bendodo ha considerado que "el gran brote ya se ha reducido" y ha mandado un mensaje de tranquilidad a los andaluces.

Ha defendido la actuación de la Junta "en todos los frentes", determinando el origen del brote, decretando la alerta sanitaria y con información y datos actualizados "diariamente", aunque ha admitido que puede haber existido "algún problema de comunicación".

"Hemos actuado con la mayor celeridad posible, rápido pero con cautela", ha añadido Bendodo, quien ha criticado que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no haya llamado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, o que la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, no se haya puesto a su disposición en lugar de reaparecer tras las vacaciones para "crear una gran alarma".