Los concesionarios de Toyota retoman su actividad comercial en las regiones que pasen a la fase 1

Los concesionarios de Toyota retoman su actividad comercial en las regiones que pasen a la fase 1

Los concesionarios oficiales de Toyota España reinician este lunes su actividad comercial en las regiones que hayan entrado en la fase 1 de la desescalada de medidas para luchar contra la expansión del coronavirus, según informó la empresa en un comunicado.


La firma automovilística explicó que los centros pertenecientes a la Red Oficial de Concesionarios de Toyota España han adaptado todos los procesos de venta y posventa para la vuelta a la normalidad, "con la seguridad como máxima prioridad".

De esta forma, la empresa recordó que ha elaborado un protocolo de actuación, en línea con las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, de cara a la reapertura de los puntos de venta, con el fin de garantizar la seguridad tanto de los trabajadores de estos centros como de los clientes.

Así, la compañía aseguró que llevará a cabo un "profundo proceso de higienización" con biocidas de todos los vehículos que entren a cualquier instalación de su red de concesionarios para operaciones de mantenimiento o reparación, tanto a la recepción como a la salida y entrega al cliente.

Además, pondrá a disposición de sus clientes una oferta especial para el que desee aprovechar la visita al concesionario para que su coche sea higienizado, mientras que para las personas que prefieran no acudir a estas instalaciones cuenta con un servicio de recogida y entrega del coche a domicilio.

Entre las medidas de seguridad adoptadas destacan que todo el personal de las exposiciones y los talleres estará equipado con guantes de nitrilo desechables y mascarillas FFP-2, poniendo también a disposición de los clientes guantes, mascarillas quirúrgicas y gel hidroalcohólico.

Además, se señalizará la distancia de seguridad de dos metros en las zonas de espera, caja, ventanillas de recambios o recepción y se identificarán claramente las zonas por las que podrán transitar los clientes. También se limpiarán y desinfectarán todas las instalaciones regularmente.

Los vehículos expuestos al público se mantendrán cerrados, aunque se podrán abrir y mostrar a los clientes con fundas protectoras deseschables en los asientos, volante y alfombrillas, renovando este material cada vez que se acceda al coche.

"Las pruebas de producto en la calle, cuando sea posible realizarlas, se llevarán a cabo únicamente bajo petición expresa del cliente, con un máximo de dos personas, una en la parte delantera (cliente) y otra en la parte posterior (asesor comercial). Todos los vehículos que se empleen para las pruebas podrán estar equipados, a petición del cliente, con fundas protectoras desechables, siendo en todo caso desinfectados adecuadamente tras cada test drive", explicaron desde Toyota España.

Por otro lado, la compañía automovilística recordó que este lunes también han retomado su actividad produciva sus fábricas europeas de Turquía y Deeside (Reino Unido), que se suman a las de Francia y Polonia que ya estaban activas.