Ponen en marcha una campaña para dinamiza el comercio local en Palma-Palmilla

Ponen en marcha una campaña para dinamiza el comercio local en Palma-Palmilla

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Comercio, ha puesto en marcha una campaña de dinamización comercial en el distrito de Palma-Palmilla con motivo de la celebración del Día de la Madre, con el fin de conseguir una mayor interactuación entre comerciantes y vecinos.

Los comercios del distrito tendrán en su comercio una caja debidamente serigrafiada y cartas a repartir entre sus clientes, donde anotarán el nombre de la persona (madre) a la que quieran sorprender, el título de una canción en español, su intérprete, el teléfono y correo electrónico de contacto para poder realizar a posteriori la actuación sorpresa.

Las cartas se introducirán en las cajas. Los comercios lucirán en sus escaparates un cartel anunciador de la actividad. Tras 30 días de exposición de las cajas en los comercios, se recogerán todas las cajas de los comercios participantes se elegirán al azar un mínimo de diez cartas y cinco suplentes.

Se llamará a los contactos que aparezcan en las diez cartas y se coordinará con ellos para poder ir a sorprender a la persona que hayan elegido. La sorpresa consistirá en la interpretación de la canción elegida en la carta, versionada especialmente por un cantante solista acompañado de guitarra.

Desde el Ayuntamiento de Málaga se considera necesario y de interés municipal el apoyar aquellas actuaciones que reviertan en el comercio local tradicional malagueño para que no pierda posiciones frente a otros modelos comerciales en auge.

El Área de Comercio, ante la demanda cada vez mayor de apoyo institucional al comercio de barrio, acuciado más si cabe por la delicada situación económica y social provocada por la pandemia, ha diseñado un proyecto de dinamización comercial para el fomento de las compras, fidelización de clientes y captación de otros nuevos, con actuaciones directas (in situ) en los barrios de la ciudad, basándose en la confianza en los productos y servicios que ofrece el comercio tradicional malagueño.

El comerciante minorista se ha enfrentado a una desescalada incierta que le ha obligado esencialmente a reinventarse. En estos momentos, la gran mayoría de los comercios malagueños se encuentran con dificultades económicas, muchos no han podido reabrir sus establecimientos.

Esta situación se acentúa aún más en el distrito de Palma-Palmilla, en donde se pone de manifiesto la necesidad de actuaciones urgentes, concretamente en un sector comercial especialmente castigado.